CENTRO DE INSEMINACIÓN ARTIFICIAL EN CENERO


El proyecto parte de dos premisas iniciales, la integración del conjunto en el paisaje, así como las mejores condiciones de vida y de manejo de los sementales. Se establecen los accesos y las áreas de actividad diferenciadas por razones de seguridad e higiene. En base a ello, se crea un acceso público a las oficinas y el resto de la parcela esta regulado por vallados y pantallas vegetales, creando una zona de máxima seguridad donde se encuentran los sementales. El complejo se divide en varios edificios organizados minuciosamente para su correcto funcionamiento: boxes, sala de montas-laboratorios, oficinas, lazareto, nave almacén y estercolero.

BOXES
Sobre la ladera del monte se estructuran cinco plataformas adaptadas a la pendiente, cubiertas por un gran plano inclinado de cobre. Se busca la simplicidad constructiva, basada en el módulo de box de 3x3 m, como espacio vital para un semental, a partir del cual se conforma toda la estructura y distribución de las plataformas cubiertas para estabulación de sementales.

SALA DE MONTAS-LABORATORIO
Este edificio de desarrolla en dos plantas. En la planta baja y de forma anexa a la sala de extracción de semen se encuentran los laboratorios de análisis, envasado y almacén de dosis. En la planta alta se encuentra un observatorio desde el que se domina la sala de montas, a doble altura. Se sitúa en la cabecera de los 2 módulos superiores de boxes destinados a sementales donantes, para facilitar la circulación desde box final de manga ganadera hacia sala de montas.

OFICINAS
El edificio de oficinas se ubica en la zona alta de la parcela orientado al sur, y cercano al acceso este. Se trata de un edificio de dos plantas organizado a través de una escalera central. En un lateral de la escalera se sitúa la sala polivalente en planta baja y la zona de trabajo en planta alta. Al otro lado, los despachos privados y dependencias de servicio.