VIVIENDA UNIFAMILIAR EN LA CARBAYERA, VILLAVICIOSA


Un joven matrimonio compra una parcela cercana a la playa, pero sin vistas al mar, para construirse una vivienda para las vacaciones y los fines de semana. La necesidad que plantean para su nueva vivienda es que conste de cuatro habitaciones y al menos una de ellas en planta baja. En la fase de proyecto se trabajó con la idea de concentrar la edificación en el borde más amplio de la parcela con el fin de obtener, desde la planta primera vistas al mar y poder liberar el máximo posible de suelo para zona verde y jardín.

La vivienda parte de un concepto claro y sencillo, organizar longitudinalmente los espacios y separar la zona de dormitorios del resto de programa. Se propone un juego de espacios secuenciales a doble altura entre el salón y el acceso –escalera-, con la cocina en medio y un estudio abierto a ambos espacios. El programa de dormitorios se distribuye por igual en las dos plantas. La cubierta a dos aguas se prolonga sobre la doble altura del salón para integrar el porche exterior con el resto de la vivienda. El ventanal del salón se abre para lograr la continuidad entre exterior-interior.

La vivienda se construye con la estructura perimetral y una continuidad entre la cubierta y las fachadas laterales longitudinales. De este modo, se liberan los testeros para abrirlos al exterior, en un caso hacia el porche y en el otro hacia el mar. En este último caso, mediante la contraposición de voladizo acristalado y rotura en el muro envolvente se consigue tener las vistas al mar.

La propuesta trabajó tres conceptos básicos: 1/ volumetría compacta y alargada para dar respuesta a la implantación en el territorio. 2/ funcionalidad de los espacios, apoyada con un programa claramente organizado y complementado por la estructura de formal de la vivienda. 3/ reinterpretación de la arquitectura rural, trabajando con parámetros adaptados.

Tras terminar la construcción, el joven matrimonio se dio cuenta que desde su dormitorio situado en planta primera se tienen las vistas al mar. Lo cual al comprar la parcela no se esperaban.