CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL HORREO EN BUEÑO, RIBERA DE ARRIBA


El proyecto recoge las características del entorno, para llevar el patrimonio arquitectónico rural a la categoría de museable. La parcela pone de manifiesto un entorno “natural”, en el que se inscribe un proyecto que busca una respuesta a la puesta en valor y difusión de la cultura constructiva de un icono principal de la identidad cultural, geográfica, territorial y arquitectónica de Asturias.

El edificio emerge topográficamente del suelo, siendo transitable, como zona expositiva exterior su cubierta, con un guiño hacia el universo formal de la naturaleza. Se organiza longitudinalmente, como final de un recorrido, intercalando espacios exteriores e interiores. El acceso se realiza a través de un patio, desde el cual podemos dirigirnos a la recepción o al interior de las zonas de exposición. La trasparencia generada con el cuerpo de la recepción trasciende hasta la zona de exposición, dándonos una idea del desarrollo del edificio. Por un recorrido exterior tangencial se llega al taller/aula didáctico, creándose dobles circulaciones entre el interior y el exterior.

El nuevo paisaje quedará determinado por los colores, y las texturas del lugar: hierba, madera, piedra y tierra. El hormigón pigmentado, como síntesis de los colores del entorno, pueblo, horreos; el vidrio combinado con la madera y el acero oxidado, se utilizan como nuevos cerramientos que unen el terreno con la cubierta transitable.